natural capital for a richer life

Hechos

 

Desafío

 
El equilibrio roto, el problema
 
El calentamiento de la tierra es uno de los mayores desafíos actuales para la humanidad. A esta altura hay suficientes pruebas científicas para asumir que el aumento de la temperatura de la superficie terrestre es causado por el aumento de los gases de efecto invernadero, consecuencia de la acción humana. El proceso de quemar combustibles fósiles en un periodo relativamente corto, comparado con el tiempo que necesitó la tierra para formarlos, ha multiplicado la emisión de CO2 por diez. De todos los gases de efecto invernadero, el CO2 es uno de los más importantes, conformando el 76% de estos gases. Una cantidad aumentada de CO2 provoca un promedio más alto en la temperatura en la tierra. Las mayores consecuencias de esto son un aumento de condiciones meteorológicas extremas, como tormentas tropicales, ondas de calor, sequías e inundaciones, y la crecida del nivel del mar por la expansión del agua y el derretimiento de las capas polares.
 
 
Restablecer el equilibrio, la solución
 
Prof.Dr. R.D. Schuiling ha propuesto un método para restaurar la cantidad de CO2 en la atmósfera. Schuiling hace uso de procesos que aparecen en la naturaleza y que tienen una influencia en el balance de CO2. Desde la última edad de hielo hay un equilibrio de unos 260 ppm (parts per million) en la atmósfera. Existen procesos naturales que emiten CO2 a la atmósfera y procesos que a su vez absorben el CO2 de la atmósfera. La tierra emite cada año aproximadamente un billón y medio de toneladas de CO2 a la atmósfera, entre otras cosas por erupciones volcánicas. Más o menos la misma cantidad es sacada de la atmósfera, por ejemplo por organismos vivos, como mariscos que usan el CO2 de la atmósfera.

Un dato poco conocido es que gracias a la meteorización de las rocas se absorbe una cantidad del CO2 de la atmósfera parecida a la que se le añade por procesos naturales.

La meteorización es la neutralización de un ácido a través de minerales en una roca. En un primer lugar el CO2 es adherido como bicarbonato por el agua y más tarde termina formando rocas calizas y dolomías. El CO2 así se guarda a buen recaudo durante tiempos geológicamente largos. Pero por la acción de quemar combustibles fósiles hemos multiplicado por 10 veces la cantidad de CO2 que se emite cada año a la atmósfera. El aumento del CO2 lo podemos compensar al acelerar el proceso natural de la meteorización.

Un mineral que abunda en la tierra es el olivino, un silicato de magnesio verde con algo de hierro. En presencia de agua y CO2 este mineral es instable. La reacción que toma lugar es la siguiente:

Mg2SiO4 + 4CO2 + 4H2O → 2Mg2+ + 4HCO3- + H4SiO40

De esta manera el gas de efecto invernadero CO2 se convierte en bicarbonato.

El proceso de meteorización ocurre en la superficie de las rocas. Entonces la cantidad de CO2 que cada año se absorbe de la atmósfera depende de la superficie disponible de los minerales reactivos. Al moler las rocas de olivino, agrandamos la superficie y aceleramos la meteorización. Esparcir el polvo de olivino en lugares donde entra en contacto con la humedad y el aire acelera el proceso de la meteorización aún más.


El desafío

La solución propuesta es una solución sostenible y relativamente simple para el problema del CO2. Su realización sin embargo es un desafío enorme. El Olivine-Group, que junta las diferentes partes de greenSand, a aceptado este desafío y se propone abordar el problema del CO2 con la ayuda de todos a partir de la aquí propuesta solución del olivino. greenSand desarrolla propuestas y productos de olivino para gobiernos, organizaciones sociales, empresas y consumidores, para que aporten su granito de arena a la lucha contra el calentamiento global.

 

 

 

 

La naturaleza hace el trabajo


'Si esparciéramos 0.12mm de greenSand en toda la superficie terrestre, el efecto de gases invernaderos sería compensado en su totalidad.'

Olaf Schuiling

Taller en Middenmeer

Bob Crebas Netl Park